Informació

Formada por una parte de esencia de los Balcanes, otra parte mediterránea y rica en historia griega, romana y otomana, Macedonia tiene un pasado fascinante y un futuro turístico muy prometedor.Hace unos años el nombre de Macedonia solo traía a la mente la imagen de la Grecia Clásica, y de Filipo de Macedonia y Alejandro Magno, pero hoy en día gana más peso en el turismo que busca nuevos destinos en la Vieja Europa, aún semidesconocidos, baratos y con vuelos desde muchas capitales europeas. Macedonia tiene muchas almas, balcánica sin duda por su geografía, pero también mediterránea, griega, gitana y eslava.El Patrimonio de Macedonia no se mide solo en monumentos o museos, ya que lo inmaterial casi se toca con los dedos. Sus gentes, su folclore, su gastronomía y por supuesto su naturaleza son su posesión más preciada.

Lugares que no te debes perder

Skopje

La ciudad capital más divertida y entretenida de los Balcanes, gracias a una combinación de monumentos, museos y fuentes. El resultado es un rompecabezas en el que la historia antigua y la moderna modernidad se fusionan. Skopje resume como pocos lugares la esencia de los Balcanes, como si la ciudad se hubiese construido en un puente entre dos mundos, Occidente y Oriente, Europa y Asia. Esa mezcla hace de la capital de Macedonia un viaje en cada paso que se da por sus calles. El bazar turco desemboca en rincones donde el aroma de la gastronomía albanesa cautiva. El estilo neoclásico ha inundado Skopje, haciéndose hueco entre minaretes musulmanes y cúpulas doradas de las iglesias ortodoxas.Y si pasamos por Skopje un sábado una buena recomendación es acercarse a Shuto Orizari, en las afueras de la capital, el asentamiento gitano más grande del mundo, y cuyo mercado es una inmersión fabulosa en la cultura local.

Orhid

Ohrid es hasta hoy el único Patrimonio Unesco de la Humanidad en Macedonia (en 1979 por su valor natural y en 1980 por su importancia cultural), reconocido como uno de los asentamientos humanos con más estratos de historia de Europa, a caballo siempre de Occidente y Oriente a través de la Via Egnatia que cruzaba desde el Mar Adriático a Bizancio. Sus huellas acumuladas, van desde el neolítico y la Edad de Bronce a las tribus prerromanas, griegos, romanos, bizantinos, serbios, búlgaros y otomanos. Muchos son los motivos para recorrer a pie la ciudad. La espectacularidad del arte bizantino en las iglesias de Ohrid, como San Juan Kaneo y Santa Sofía, el majestuoso teatro romano, la belleza de la iglesia de la Madre de Dios”Perivlepta” y por supuesto todo el entorno natural de lago son un polo magnético y cautivador para cualquier viajero.Santa Sofía es una de las iglesias más grandes e importantes de Ohrid, alzada en el siglo XI, sobre la base de una basílica paleocristiana. 

Tetovo

Cerca del río Pena, la Mezquita Šarena Džamija del siglo XV  (1438), conocida como mezquita pintada, es el atractivo principal de Tetovo. Obra del arquitecto Isak Bey, más adelante en el siglo XIX el Abdurahman Pasha le proporcionó la vistosa decoración, y en 2010 el Departamento de Estado de los Estados Unidos financió la restauración de la fachada. El exterior del edificio de planta cuadrada está decorado con motivos pictóricos geométricos de cerámica al estilo floral y rematada por un minarete, con una ausencia curiosa de cúpula. La mezcla de decoración otomana, barroca y neoclásica de su interior es fruto de la fusión de influencias estilísticas de Occidente y Oriente. Este rara avis de la arquitectura islámica es monumento cultural de Macedonia y se puede visitar mientras no haya sesiones de culto. Al otro lado del río está el Hamman Abdurrahman, reconvertido en una galería de arte.

Ús de Cookies

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per informació estadística i millorar la teva navegació. Per continuar navegant has d'acceptar la nostra política de cookies.

Acceptar Rebutjar